Attribute Type Value
text string 'Comunicación'
url string '/content/view/full/246'
url_alias string 'Comunicacion'
node_id string 246

IN VIGILANDO

IN VIGILANDO

Prevención y seguridad de nuestros guardas de cotos.

¿Qué es un gurada de caza? ¿Cuáles son sus funciones, cometidos y responsabilidades?

Uno de los graves problemas que tenemos los guardas de caza es, sin duda, la falta de “perfilación” de nuestro oficio, ¿que es un guarda de caza?, cuales son sus funciones, cometidos y responsabilidades, ni siquiera las Administraciones parecen tener claro que quieren, o que pretenden al crear las diferentes figuras que deben dar cobertura a lo que tradicionalmente, antes que las mismas normas de caza fueran promulgadas, se ha venido denominando la POLICIA DE LA CAZA.

 

De antiguo, las primeras ordenanzas de caza, no daban más cometido a las sociedades de cazadores que poder compartir el gasto del Guarda de Caza, y todas las normas nos convertían, sin definir adecuadamente nuestro cometido, en esa pieza imprescindible, en ese árbitro del buen hacer de los cazadores, de que lo fueran a través de lances meritorios, y de los no cazadores, ser los garantes del adecuado mantenimiento del medio, en optima condición para que la vida fructificara en los campos, en fin en la corrección en todos los aspectos del aprovechamiento y de su conservación en el mas amplio sentido.

 

Hoy el Guarda de Caza, el de las Leyes Españolas se sustancia como una especialidad formativa sobre el Guarda Rural, que es una marca “molona” del clásico Guarda Particular Jurado… que proyecta la nueva ley de seguridad privada, que se ha ocupado de hacer muchas cosas, pero desde luego pensando en los Guardas de Caza ni mucho menos las necesarias.

 

Ahora que la Ley de España obliga al Guarda de Caza no solo a detener a los delincuentes, si no que a denunciar a los infractores (de cualquier norma ¡Oiga!) es cuando este déficit formativo y de actualización se hace más patente, si cuando las cosas eran sencillas no teníamos claras nuestras responsabilidades y no siempre estábamos preparados para afrontarlas, hoy no podemos siquiera sospechar por donde puede salpicarnos una intervención mal hecha o tal vez y esto también es novedad” una inhibición.

 

Sin tener muy claras TODAS nuestras funciones a nadie alcanza la duda de nuestra responsabilidad IN VIGILANDO, es decir la parte alícuota de responsabilidad que puede tener el Guarda por no realizar -o hacerlo precariamente- las prevenciones precisas, responsabilidades a las que ya algún compañero se ha enfrentado.

 

Permitir que un cazador al que hemos identificado continúe la caza aun cuando le faltan algunos requisitos como el seguro, puede ocasionar caso de que el cazador tenga un incidente y que realmente ese seguro estuviera caducado un verdadero quebradero de cabeza para el Guarda que no actuó con la diligencia debida, así permitir que quien esté obligado a portar una prenda reflectante no la lleve, presenciar sin actuar maniobras peligrosas de las armas, o faltas a la normativa de distancias de seguridad, movimientos “de puestos” en aprovechamientos colectivos en marcha, modificaciones unilaterales de ubicaciones o medidas de seguridad - porque se piense que se “mejora”- son ejemplos en los que ya se exige al Guarda ese plus de profesionalidad.

 

Cuando un camino es cerrado por estar afecto a una montería, no es que prevalezca el Recurso Cinegético sobre el resto de disfrutes, “tu no pasas porque yo cazo”, es la seguridad la que pondera por encima del derecho constitucional al libre tránsito, “mientras puedan pasar balas a mil metros por segundo, no deberías transitar por ahí” y es explicado de esta manera cuando el ciclista, el motero, el setero o el paseante declina tu invitación a que te firme un documento exonerándote (a ti y a los cazadores) de las posibles responsabilidades caso que se produzca un mal desenlace.

 

En nuestro tiempo y en nuestra sociedad el juego de las responsabilidades cobra un peso principal, que a todo llega y todo lo abarca, y los Guardas de Caza no solo debemos aprenderlo y ejecutarlo bien por nuestra actividad, debemos preverlo e imponerlo a nuestro alrededor por nuestra responsabilidad IN VIGILANDO.

foto 17

Raúl Beltrán

Director de la Escuela del Guarderío

Enviar comentario

proteccion datos 2018

Si necesita más información sobre nuestra política de privacidad, consulte el siguiente enlace: Política de privacidad