Attribute Type Value
text string 'Comunicación'
url string '/content/view/full/246'
url_alias string 'Comunicacion'
node_id string 246

Seguridad en los Recechos

Seguridad en los Recechos

No es lo mismo un rececho de corzo por terrenos suaves que uno de alta montaña tras los rebecos, pero ambos tienen puntos en común: debes prever las condiciones climatológicas, planificar y conocer tu ruta y llevar el equipo más adecuado.

El rececho, es una modalidad de caza necesaria y enfocada principalmente, a gestionar las poblaciones de especies cinegéticas de caza mayor, así como controlar la sanidad y calidad genética de los mismas.

Su práctica requiere transitar lentamente y en sigilo, realizándose solo o en compañía de guarda o guía, localizando con la ayuda de unos prismáticos, la pieza en cuestión, sin que detecten nuestra presencia y efectuar una aproximación hasta ella, para ejecutar un lance eficaz y seguro.

Esta distancia de tiro, ira en función del alcance del proyectil a emplear, siendo más usual el empleo de rifles, aunque en los últimos tiempos, hay más adeptos que usan el arco, por la emoción que percibe el cazador, por la dificultad que conlleva acercarse a menos de 30 m, para realizar el tiro.

Analizamos los posibles riesgos que nos podemos encontrar en estas jornadas cinegéticas, los cuales se pueden intensificar, dependiendo de la especie de animal a gestionar.

 

  1. EQUIPAMIENTO PERSONAL.

Utilicemos para ello, calzado que nos protejan los tobillos de posibles torceduras.

Suelas del Calzado con buen estado de agarre, para evitar resbalarnos en zonas de piedra, barro o hierba.

Ayudémonos para caminar, de la seguridad que nos ofrece las varas telescópicas, muy útil en caso de pérdida de apoyo en algún pie.

Llevemos el cañón descargado, durante el trayecto, introduciendo el cartucho, en el momento previo a realizar la descarga, de esta forma evitaremos disparos fortuitos en caso de sufrir alguna caída.

Estar en forma, y realizar una preparación física previa, acorde al tipo de recorrido a realizar. No es lo mismo una jornada tras un corzo, en la llanuras y dehesas de la Meseta Española, que caminar por los terrenos del macho montes o rebeco en la alta montaña.

Prestemos especial atención, analizando minuciosamente y con tranquilidad la zona por donde transitar, en lugares singulares como arroyos, desniveles de terrenos, cruce de alambradas y portillos, etc. En estas zonas es donde frecuentemente se producen riesgos por caídas, producidas por resbalones, torceduras, desprendimientos de terrenos, que pueden producirnos lesiones que causen la finalización de nuestra jornada.

 

 

  1. AYUDA DE APLICACIONES MOVILES. UBICACIONES Y CLIMATOLOGIA

Informemos a nuestros compañeros, familiares, o personas cercanas a la zona, del itinerario que vamos a realizar ese día.

Hoy día con la ayuda de nuestros teléfonos móviles, y siempre que tengamos cobertura en la zona, disponemos de numerosas aplicaciones gratuitas, con las cuales podemos conocer o enviar nuestra ubicación en tiempo real, en el caso de necesitar ayuda. Reducir el tiempo de auxilio, es fundamental en el caso de atender un accidente.

Es recomendable marcar la ubicación, donde hemos estacionado el coche, así como los posibles puntos de refugios, casas, senderos que existen en la zona, para utilizarlos en caso de necesitar que la aplicación móvil nos lleve a ellos, si nos desorientamos, necesitamos ayuda o somos sorprendidos por alguna inclemencia meteorológica.

Analizar y Conocer la previsión climatológica, es fundamental para tener contratiempos con los agentes atmosféricos, sobre todo si estamos en alta montaña.

 

 

  1. ARMAS EN EL RECECHO.

Comprobar previamente, si es posible por nosotros, de una puesta a punto correcta de nuestra arma, en el rango de distancias que consideramos efectuar el tiro.

 

Utilizar fundas rígidas o evitar poner peso encima de ellas, en caso de utilizar fundas flexibles, cuando son transportadas en el coche.

Revisar el arma, al inicio y previo a realizar el disparo. Revisar los cañones que se encuentren totalmente limpios, previo a introducir el cartucho. En el caso de empleo de arcos, comprobar que los tubos de las flechas están en correcto estado y no han sufrido daño estructural, ante un disparo fallido, transportar las flechas en el carcaj, para evitar cortes con las cuchillas de la punta y comprobar el correcto estado de las poleas y cuerdas, en el caso de haber sufrido algún golpe ante una caída.

Errar el tiro por desajustes originados por golpes, provoca una frustración irreparable, tras el tiempo y esfuerzo invertido en la realización del rececho.

Cerciorarse que la zona de la trayectoria que recorrerá el proyectil es totalmente segura. Evitar efectuarlos en zonas de viso, lugares boscosos que no sepamos qué hay detrás de la pieza, o zona con posibles rebotes del proyectil, es fundamental para evitar cualquier accidente.

 

  1. PREPARACION DE LA PIEZA.

Prestar atención con el empleo de cuchillos, en la preparación de la pieza abatida. Disponer de un botiquín de primeros auxilios a mano, es imprescindible en caso de sufrir algún corte, para parar la posible hemorragia.

 

  1. VUELTA A CASA.

No es menos importante la vuelta a casa. En ocasiones son largas distancias las que nos separan nuestro domicilio, tras realizar un excepcional esfuerzo ese día. Planificar la vuelta de forma segura, realizando las paradas y descansos necesarios, para conseguir una conducción segura de vuelta.

Disfrutar de una jornada cinegética sin incidentes, será siempre nuestra mayor satisfacción.

Daniel González

Delegado de Caza con Arco RFEC y FAC

Enviar comentario

proteccion datos 2018

Si necesita más información sobre nuestra política de privacidad, consulte el siguiente enlace: Política de privacidad