Attribute Type Value
text string 'Comunicación'
url string '/content/view/full/246'
url_alias string 'Comunicacion'
node_id string 246

Cuando el monte se quema, algo tuyo se quema

Cuando el monte se quema, algo tuyo se quema

Este antiguo eslogan de pasadas campañas contra los incendios forestales cobra plena vigencia en estos momentos del verano en que la lacra de los incendios en nuestros montes cobra nueva virulencia.

Pocas Comunidades Autonómicas se libran de sus efectos, Aragón y Cataluña han vivido en su territorio importantes incendios, en estos momentos los medios de comunicación nos informan de varios focos en tres islas del Archipiélago Canario.

 

Pero sin duda los que más repercusión social han causado, tal vez por su extensión y consecuencias económicas, han sido los de Cortes de Pallás y Andilla en Valencia donde ha ardido una superficie total estimada de 52.500 hectáreas y que han afectado a 22 municipios, con unas pérdidas económicas de 90 millones de euros, según las primeras estimaciones, y lo que es más grave, la pérdida de vidas humanas y heridos en los equipos aéreos que participaban en su extinción.

 El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente va a solicitar ayuda del Fondo de Solidaridad de la UE para catástrofes por considerar lo ocurrido “una catástrofe extraordinaria regional que afecta las condiciones de vida de la región Valenciana con repercusiones muy graves sobre la zona, como la degradación de sus ecosistemas forestales, la despoblación de las zonas rurales y el abandono de las explotaciones agrícolas”.

 

Mucho nos tememos que las ayudas europeas, si se consiguen, vayan destinadas fundamentalmente al sector agrícola-ganadero sin tener en cuenta que el mantenimiento del medio rural ha de contar con otras fuentes de ingresos a las que no es ajeno el sector cinegético con sus aportaciones en forma de tasas y licencias por el aprovechamiento de los cotos enclavados en los distintos municipios y los ingresos que los cazadores aportan al turismo rural.

 

No debemos los cazadores afectados resignarnos a la privación del aprovechamiento cinegético que nos imponga la Administración, al contrario, hemos de exigir de la misma que las ayudas que se dispongan se repartan equitativamente sin exclusión de ningún sector, ya que nosotros, los cazadores, somos los primeros interesados en colaborar para que las zonas devastadas recuperen cuanto antes su anterior estado.

 

Desde Mutuasport, la mutua de los cazadores, queremos solidarizarnos con todos los cazadores afectados y darles ánimo en la lucha por la defensa de sus intereses.

Enviar comentario

proteccion datos 2018

Si necesita más información sobre nuestra política de privacidad, consulte el siguiente enlace: Política de privacidad